Wendy and Lucy

Wendy and Lucy, Kelly Reichardt, EEUU, 2008

Wendy_and_lucy2Aunque sea una teoría discutible, pienso que las grandes películas son las que permiten lecturas en múltiples capas. Tomemos el ejemplo de Chaplin. Su cine fue y sigue siendo muy popular, accesible a cualquier espectador sin que se requiera un entrenamiento especial para ver películas. Por otro lado, los cinéfilos y los estudiosos del cine pueden encontrar en las obras de Chaplin, estilos narrativos y  puestas en escena sumamente complejos.

Toda esta introducción para decir que la película de la directora K R, aunque no este a la altura del gran cómico británico, es una obra digna que tiene en común su accesibilidad y su disfrute por parte de públicos de los más diversos.

Se trata de una historia mínima: la de una joven norteamericana llamada Wendy que emigra a Alaska en busca de oportunidades laborales, acompañada de su perra Lucy, que se convierte en la coprotagonista del filme. Las peripecias por las que debe pasar Wendy  (magistralmente interpretada por Michelle Williams), la mayor parte desagradables, le exigen cada vez más entereza para  enfrentar sus infortunios.

Kelly Reichardt filma con predominio de planos secuencias largos, porque sabe que a las emociones hay que darles tiempo para que se expresen. Sin música extradiegética, los ladridos de Lucy son el único sonido importante, además de las voces de los humanos.

En una primera lectura, la película es un delicado y contenido retrato de los sentimientos que acompañan a Wendy en su recorrido solitario hacia la tierra prometida.

Pero es también el testimonio de la Norteamérica excluyente, que obliga a sus jóvenes a gestas heroicas para conseguir algo tan necesario como un buen trabajo.

El filme es también una demostración de la intensa amistad de una chica y su perra.

Kelly Reichardt nos muestra que el bien y el mal no tienen edades. Un joven empleado del supermercado se transforma en un temible represor, y un viejo guardia en un impensado benefactor, que brinda un mínimo de contención a Wendy cuando parece que ya la desesperación se vuelve intolerable.

Un final doloroso pero esperanzado, pone un digno cierre a esta película pletórica de emociones genuinas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s