Sunset Song

Sunset Song. Terence Davies. 2015

Ambientada a comienzos del siglo XX, en la campiña de Escocia, retrata el transcurrir de la vida común y corriente de una familia de granjeros y agricultores  que existen sin grandes carencias pero sin opulencias.

sunset_song_2Predomina en el filme, el tono melancólico de la mayoría de las películas de Davies. El relato de vidas que a través de los años acumulan muchos sufrimientos. Algunos pocos momentos de felicidad, que surgen del canto, el casamiento, la celebración de los dones de la naturaleza o el nacimiento de los hijos, compensan el calvario de los protagonistas. A diferencias de los otros filmes de Davies ambientados en las ciudades, donde las noches frías y solitarias, aportaban el escenario propicio para los relatos grises y dolorosos de los personajes. Aquí la historia se traslada al campo, y resulta notoria la dificultad de crear ese tono melancólico en grandes espacios abiertos, donde  además las vidas que se retratan transcurren su existencia, como buenos campesinos, a la luz del sol.

seunsetsong3Hay dos temas recurrentes en este filme de Davies, que se exponen con la solvencia de siempre. Me refiero a la despótica figura paterna, y a los cantos colectivos que aportan esos momentos sublimes de confraternidad entre los seres humanos.

El personaje principal de nombre Chris Guthrie, interpretado con eficiencia por la actriz Agyness Deyn, muestra a una mujer fuerte, que se sobrepone a todos los obstáculos y dolores, que ve morir (o partir) a sus seres queridos más cercanos sin quebrarse, y que en la inmensa soledad del campo escosés, sigue adelante en su lucha diaria por mantener en funcionamiento la granja familiar. Aquí Davies pone a un personaje femenino en el eje del relato, como no lo había hecho antes. La mayoría de los personajes femeninos de los filmes de Davies, son seres sufrientes y resignados a un rol subordinado respecto al hombre. Aquí, dentro de los límites que impone la asfixiante sociedad en la que vive, Chris busca resquicios para ejercer su libertad y se gana el aprecio de los hombres, por sus muestras permanentes de abnegación, pero también de independencia.

Otro recurso formal al que apela Davies, y que no estaba presente en sus filmes anteriores, es la voz en off. Esa voz, no es la de la protagonista. No son sus pensamientos los que se exponen a través de este recurso. Es la voz de una relatora anónima, que en tono suave y pausado, como quien está contando un cuento, nos aporta información adicional e interpreta para nosotros, algunas de las decisiones de Chris. Creo que aporta más a la creación del clima de soledad y melancolía del filme y del personaje, que a enriquecer el relato, pero igual no desentona con la dinámica que tiene la puesta en escena.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Una brillante crítica, que detalla minuciosamente los aciertos del filme y demuestra, de paso, la gran admiración que siente el crítico por Davies, puede leerse aquí: http://europa.otroscines.com/terence-davies-y-el-tiempo-entre-dos-besos/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s