Violeta se fue a los cielos

Violeta se fue a los cielos, Andrés Wood, Chile | Argentina | Brasil, 2011

Violeta-se-fue-a-los-cielosEste biopic dedicado a la popular cantautora chilena Violeta Parra, logra un nivel de calidad destacable. El director Andrés Wood, ha encontrado una forma de evitar los discursos ampulosos o las bajadas de líneas que muchas veces lastran a este género y frustran las mejores intenciones. Tampoco se trata de un musical que nos pasea por el amplio repertorio de la artista. Wood, logra, mediante un complejo trabajo de edición y montaje, hacer que la película sea contada en gran parte por la propia Violeta Parra a través de algunas de sus canciones. En ciertas escenas vemos al personaje actuando en diversos escenarios y luego la película salta a otra escena de la vida cotidiana de la cantante, pero el tema musical sigue escuchándose, en otros momentos sucede a la inversa, vemos una secuencia fuera de los escenarios y se escucha a modo de música extra diegética una canción, de pronto saltamos a un plano en donde se está interpretando el tema que se había iniciado en el plano anterior y lo que era música extra diegética pasa a ser la música y las canciones que corresponden al momento de la interpretación. Así, Wood, en lugar de hacer como la mayoría de los directores que abordan este género, un corte abrupto entre la vida íntima y la exposición pública, elabora un continuo de imágenes que logran su unidad formal a través de la música y las canciones de Violeta que se escuchan durante casi todo el filme. Esto no es solo una originalidad del director, sino una cabal definición de la identidad del personaje, porque la propia Violeta nunca hizo demasiadas distinciones entre su vida y su obra.

Un párrafo aparte merece la interpretación sobresaliente de la actriz Francisca Gavilán, como Violeta Parra. Alguien que habla más por su rostro que por sus palabras, lo que hace honor al cine. Se trata de un trabajo lleno de matices, contenido, convincente, que evita en todo momento la sobreactuación, mérito mayor para un personaje como el de Violeta caracterizada por un temperamento fuerte y fácilmente irritable.


En un pasaje del filme, mientras le realizan un reportaje, Violeta cuenta que no estudió ninguna de las artes que practica. Que canta, borda, pinta y esculpe, en base a lo que aprendió por sus propios medios, usando la cabeza y el corazón. Nosotros agregaríamos que también las entrañas, porque lo que vemos es un ser torturado, que amó intensamente y que consiguió algunos instantes de felicidad. En un período especialmente duro de su vida, y ante la imposibilidad de dejar de lado su tremendo orgullo, decide hacer como indica el título del filme, y entonces Violeta se va a los cielos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s