The Lunchbox

The Lunchbox. Ritesh Batra. India | Francia | Alemania | EEUU. 2013

lunchbox1 Con el título original  de “Dabba” esta comedia romántica originada en la India, fue estrenada en Argentina como  “Amor a la carta” y relata la historia de un amor incipiente entre una joven mujer casada, pero insatisfecha con su matrimonio, ama de casa, de nombre Ila y un hombre mayor, viudo y solitario, empleado administrativo de una oficina del gobierno, a punto de jubilarse llamado Saajan Fernandes. La historia es muy simple, y es justamente mérito del director Ritesh Batra, mantener aún así, la atención y el interés del espectador hasta el final.

El objeto que hace posible el inicio del vínculo es la “caja para el almuerzo” a  la que hace referencia su título en inglés. Este envase, en cuyo interior se transporta día tras día, el almuerzo destinado a su esposo y que Ila prepara con asistencia de una tía, llega por error a manos del señor Fernandes, y facilita el comienzo de la relación. El contacto perdura ya voluntariamente, cuando ambos protagonistas, concientes del error, deciden seguir el juego por la curiosidad que despierta el otro desconocido.  A partir de allí los envíos y devoluciones del objeto en cuestión, incluirán cartas muy breves donde, poco a poco, se va pasando de temas relacionados directamente con las comidas que contiene la caja, a cuestiones más íntimas que llevan al despertar de sentimientos amorosos, al menos en el hombre.

El mérito de la película es que está narrada con honestidad y al mismo tiempo juega con elementos y situaciones perturbadoras para los espectadores con miradas conservadoras respecto al amor y la pareja. Imaginar una historia de amor entre una mujer casada con una hija, y un señor que podría ser su padre, por la edad, es un planteo que se agradece. La película, evita mucho de los clisés que pueden esperarse en este género. El final es abierto, y aunque pueden abrigarse esperanzas de que el vínculo perdure, no está claro lo que sucederá en la relación entre ambos. No hay final feliz.

lunchbox2El progreso dramático, se hace sin actuaciones impostadas, con actores que limitan sus gestos a expresiones mínimas, donde predominan los rostros pensativos y las miradas perdidas en el horizonte. Se evita caer en otro error que puede aquejar a estas películas: la pretensión de expresar, mediante las palabras, demasiadas explicaciones psicológicas por parte de los personajes. Como el vínculo se sostiene a base de cartas escritas en papel (a pesar de estar en la era del e-mail y los mensajes de textos vía celular, como le señala con sorpresa un colega y luego amigo de nombre Shaikh) existía un riesgo alto que la relación discurriera solo a través de la palabra escrita y no por medios estrictamente cinematográficos. Batra, sin embargo, sortea con éxito el desafío. Los textos que intercambian los protagonistas son muy breves, y con un contenido que deja bastante lugar a la imaginación del espectador.

Una gran cantidad de escenas jugadas en los exteriores de Bombay (la ciudad más poblada de la India y donde se sitúa la historia) dan cuenta del estilo de vida de los trabajadores de ese país. Lo que comen, como viajan, la geografía de sus calles y barriadas, sus viviendas. En estas escenas, brilla la potencia del cine en todo su esplendor. Haber situado la historia en el ámbito de la clase trabajadora de la India, es un gran mérito a destacar del filme de Batra. Quedan reflejadas también costumbres tan particulares como las del envío de una “caja para el almuerzo” para cuyo traslado se movilizan diariamente miles de personas, por las calles, en bicicleta, creando una fuente de empleo impensado en Occidente.  Hay que agradecer al director, por permitirnos descubrir esa categoría tan original de trabajadores, importantísimos protagonistas del filme, a los cuales la película dedica varios planos secuencias. Ellos son los que reparten las viandas de miles de personas, día a día, “casi” sin equivocarse. Es tan grande el orgullo por su trabajo de estos repartidores, que uno de ellos dice que fueron objeto de estudio por parte de la Universidad de Harvad.

Un filme sencillo, sin grandes pretensiones dramáticas, pero verosímil en su planteo y resolución, permite además conocer características de la India, que son extrañas para la mayoría de los extranjeros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s