R Xmas

R Xmas. Abel Ferrara. EEUU.2001

rxmasCon un estilo narrativo similar a otros filmes suyos como “Bad Lieutenant” o “El rey de Nueva York”, aquí también predominan los planos cerrados, los colores saturados, las tomas en interiores, los horarios nocturnos y una compleja red de personajes ligados al mundo de la droga.
Lo original y provocador del planteo de Ferrara en este filme, es situar la historia en una familia de lo más normal y predecible, si no fuera por el “pequeño” detalle de que los progenitores mantienen su hogar, dedicados al tráfico de drogas en Nueva York. Alejándose del estereotipo de traficantes violentos y poco cordiales, Ferrara nos presenta una pareja de latinos con una familia muy simpática y agradable, donde las muestras de afecto se exteriorizan a cada paso. Rompiendo también con el paradigma, hay un claro interés de la pareja de integrarse a la sociedad en la que viven, y cuando la situación se torna compleja, parecen estar dispuestos a renunciar a su trabajo a cambio de conservar su status social que incluye la educación de su hija en una escuela privada.
Ya lo sabemos, existen muchas drogas legales, tales como el tabaco y el alcohol, que no merecen demasiado reproche moral, ni condena legal. Ferrara parece que nos interrogara acerca de que tan repudiable es el comercio de cocaína, si se lo practica como cualquier otra actividad lícita (aunque ahora circunstancialmente, no lo sea): trato predecible con distribuidores y clientes, pago justo a todos los miembros del negocio, calidad asegurada del producto y abastecimiento regular del mercado.
En esta película, todos los problemas relacionados con el trabajo, parecen encontrar una vía civilizada de resolución y no aparece la violencia hasta bien avanzado el relato. Cuando el esposo es secuestrado, Ferrara se cuida de no darnos demasiado detalles de los captores, hasta que sobre el final, y volviendo sobre un tema y una institución que aparece en forma obsesiva en sus películas, nos enteramos que eran miembros corruptos de la policía de Nueva York. Es justamente un miembro de esta mafia policial, el único personaje que, de manera hipócrita, realiza a la protagonista un reproche moral por “envenenar a los chicos vendiendo drogas”.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Al comienzo del filme, Ferrara expone un dato político y una fecha concreta, para situar su historia. Menciona al alcalde de Nueva York David N. Dinkins (demócrata) y sitúa su único mandato entre los años 1990-1993. Luego fue seguido por un personaje famoso en nuestro país por su obsesión puesta en la seguridad: Rudolph W. Giuliani (1994-2001). ¿habrá querido asociar Ferrara la pacifica Nueva York de este filme con la etapa de Dinkins, un alcalde de color? No es fácil saberlo, y la información en la web, parece desmentir que haya sido un alcalde preocupado por las minorías o los inmigrantes.

    En Wikipedia podemos leer lo siguiente, sobre el alcalde Dinkins: “Asímismo, se convirtió en un hecho histórico al convertirse en el primer alcalde afro-americano en ocupar el cargo.
    Su alcaldía resultó en cierta medida polémica, con ejemplos como su actuación en los disturbios del barrio Crown Heights de Brooklyn. Tampoco destacó económicamente. En 1991 Nueva York era incapaz de pagar a sus trabajadores, problema que resolvió haciendo recortes en muchos de los servicios públicos de la ciudad.
    Por otra parte, ese mismo año Dinkins firmó una ley en la que ilegalizaba el comercio con ciertas compañías norirlandesas por motivos religiosos.”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s